Red Flag Review Lima (Part 3) ANGEL OF DARKNESS
by on Сентябрь 27, 2016 in Articles and Interviews

imagennoticia13748La noche del viernes fue una explosión. Eso sí, todos felices, flameando la bandera roja de los 80

Los ángeles existen? No lo sé. Pero el concierto de Red Flag fue más que música. Más que fervor blanco y negro, fluyendo por cada ápice de ropa y piel. Más que 800 personas cantando en inglés temas de una banda de synthpop, que muy poca gente conocía. Fue un acto de fe, de gracias. Por aplacar en algo, la represión del oído menos afortunado.

Durante aquél instante, casi mil personas podían asegurar que sí. Que aquellos alados seres, bajaban de su límpido aposento. Para una vez más, como dice la oración, ser el ángel de la guarda. Y la dulce compañía, se dejó ver y escuchar.

imagennoticia13754De esta forma, los terratenientes británicos dieron rienda suelta a su andanada electrónica, con clásicos como «Russian Radio», «Give Me Your Hand» y «Fear A Red Planet». La gente, parada, cantando y moviendo los brazos, dentro de un aura de euforia y buena onda, con la que desde un primer momento en el país, el miércoles, habían comulgado los hermanos Mark y Chris Reynolds.

Llegaría el pletórico «If I Ever» y la sorpresa, un ‘cover’ de Led Zeppelin titulado «Inmigrant Song», para después tomar un pequeño receso.

Sin embargo, la gente no se movería de sus asientos. Ni siquiera atinaron a sentarse, en lugar de eso el silencio se rompió por un solo grito, que invitaba al dúo a regresar a escena.

Pero no todos respetaron la complicidad, por ello «Broken Heart» nos sorprendería con las manos en el agua, puesto que faltaba un mejor sistema de ventilación, quizás el único punto bajo del espectáculo. Pero que era equiparado (y con creces) por el excelente juego de luces, que parecía cabalgar al ritmo del cantante, de cada canción, y hasta parecía ser el teclado, expresándose en otro idioma.

Habían pasado cincuenta minutos y era el turno de «Machines», clásico del 92 y que originaría el clímax. Pero, el final se acercaba. Llegarían «All Roads Lead To You», seguido de «Tainted Love», cover de Soft Cell con el que llegarían al límite, ante un público totalmente extasiado. Y al promediar la medianoche, después de aproximadamente 75 minutos, dijeron «chau».

La juerga continuaría en Bauhaus, hasta donde los siguieron sus fanáticos. El sábado se dieron una vuelta por el Centro Histórico y en estos momentos se encuentran disfrutando de Machu Picchu, en donde permanecerán hasta el miércoles.

Y no se preocupen, el nombre Red Flag (bandera roja) no tiene ninguna implicancia comunista. Solo suena bien, confiesan «ser capitalistas», y que si pudieran retroceder el tiempo se llamarían «la mejor banda del planeta».

comments powered by HyperComments
2016 Red Flag Forever © All rights reserved.